Enero 9, 2019 - 7:45am
- 09/01/2019 0 comentarios | | |

Desde la Casa… mucho más que música

Ha dejado de ser la Casa de la Música para acoger peñas literarias, chequeos de emulación e intercambios. Ha perdido sus puertas para llegar a comunidades alejadas de la capital y hasta a una sala de pediatría
Sailys Uria López sai.uria0322@gmail.com

Cumplir el plan económico al 110 por ciento no es la única razón que tiene la UEB #13 de la Empresa de Ediciones y Grabaciones Musicales (Egrem) para estar feliz en esta temporada. Un segundo aniversario de lujo, un nuevo sitio abre sus puertas al público y más proyecciones se acumulan en las agendas de quehaceres diarios.
La Casa de la Música Artemisa logró recaudar, al cierre de 2018, más de tres millones de pesos en moneda total. Esto se traduce en más de 72 000 clientes, de ellos 32 000 trabajadores estimulados con ofertas de mesas en moneda nacional y 18 964 estudiantes de la FEU.
Tales cifras superaron las del año anterior, pues durante 2018 firmaron 60 nuevos acuerdos de entrega de mesas con organismos de la provincia, para un total de 168 convenios y unas 7 000 mesas entregadas.
“El espacio de la FEU ha sido casi una necesidad ampliarlo, pues gratamente cada día llegan más estudiantes y jóvenes de diversos lugares a divertirse. Por eso, desde hace un tiempo, miércoles, viernes y domingos los precios se abaratan en espera de los jóvenes”, expuso Renier Rodríguez, director de la Casa de la Música.
Hasta noviembre la Casa había tenido 344 presentaciones, 181 con grupos y humoristas de primer nivel. “Leoni Torres y Van Van constituyeron las de mayor impacto para el público, mientras la orquesta sensación del año fue la Faílde”, comentó Rodríguez.
En lo económico destaca la estabilidad en las utilidades, la disminución de las cuentas por pagar, la reducción a cero de las cuentas por cobrar y el descenso, con respecto al año anterior, de los gastos por concepto de pago fijo a artistas (aún elevado).
“Por vez primera la Casa tuvo ingresos en moneda dura, gracias a las reservaciones desde el exterior. Además, constituye el sitio nacional de mayor venta discográfica, con más de 8 000 discos y 1 520 CUC recaudados”.
En cuanto a la programación, “2018 abrió nuevos y populares espacios, como la Matiné Joven (incluye a niños y adolescentes de 12 a 18 años), las Noches Mexicanas, Noche del Jazz y la Matiné con la Orquesta Failde”, declaró Meilinj Hernández, especialista comercial de la Casa.
“Es válido resaltar la incorporación de espacios con artistas del Centro Provincial de la Música, y la variedad lograda en la tablilla de programación, tanto que la Casa recibió un reconocimiento de la dirección de la Egrem como la Programación más variada de Cuba”, agregó Hernández.
Los últimos días de 2018 los despidieron con el buen sabor de haber inaugurado el Álbum Kafé Piano Bar Parque Central, un sitio diseñado con excelso buen gusto y para grupos de pequeño formato.
“Parque Central se construyó en tiempo record de seis meses. Al ver el proyecto jamás pensamos que se cumpliría al pie de letra; sin embargo, la brigada del Fondo Cubano de Bienes Culturales fue totalmente fiel al plan presentado”, aseguró Rodríguez.
Mas, todo sabor dulce lleva al fondo uno amargo, pues el patio Jardines de Artemisa no se ha terminado. “La falta de materiales, el no completamiento de la parte eléctrica e hidráulica del proyecto y, por supuesto, la morosidad en la ejecución han hecho imposible culminar. La obra ha tenido un impulso mayor en los últimos meses, y se prevé inaugurarlo en el primer semestre de 2019”.
Otras proyecciones para este año apuntan a “ramificar la Egrem a San Antonio de los Baños y la Zona Especial de Desarrollo Mariel. También sigue en la mira crear un Centro Polivalente para la venta y enseñanza de música. Ampliar la programación, mejorar la calidad de los servicios y dar los primeros pasos hacia la digitalización de la venta de entradas y reservaciones, son objetivos capitales”, agregó.
La Casa va más allá de las paredes altas de la institución donde nació. Hasta Quiebra Hacha (Mariel), Pijirigua (Artemisa) y Pablo de la Torriente Brau (Bahía Honda) llegó el proyecto La Casa en la Comunidad, con una gira organizada en conjunto con La Colmenita, para alegrar a los niños de esos lugares.
Este mismo proyecto visitó la sala de pediatría del Hospital Comandante Pinares, donde igual las abejitas hicieron de las suyas para sacar una sonrisa al más débil.
Identidad, cultura y patrimonio se han unido en Artemisa para engalanar la ciudad. A sus dos años de creada, la Casa de la Música celebra y ofrece a los artemiseños un punto de encuentro, referencia y diversión.
 

Enero 9, 2019 - 7:45am
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES